Introducción

Mejores exploraciones

Si su Centro es como el de la mayoría, estará buscando soluciones de adquisición de imágenes que le ayuden a diagnosticar con mayor fiabilidad, reducir la necesidad de procedimientos costosos o invasivos, garantizar una calidad uniforme en todos sus exámenes y diferenciar sus capacidades de las de otros proveedores.

Y si pudiera responder a todas sus necesidades con un único sistema de TC que le ayudase a:

  • Explorar un mayor número de pacientes, incluidos pacientes con implantes metálicos.
  • Clasificar y estratificar pacientes con piedras en el riñón con más rapidez gracias a la caracterización y a la detección cuantitativa de piedras.
  • Evitar los procedimientos más costosos para pacientes de cardiología gracias a la adquisición de información funcional y anatómica en una única exploración.
  • Obtener información de mayor calidad sobre caracterización de tejidos sin tener que aumentar la dosis.
  • Optimizar la exposición a medios de contraste y mejorar el flujo de trabajo del personal.

Una solución única

Revolution* GSI hace habitual la excelencia clínica, ya que proporciona imágenes de alta definición e incrementa las funciones de diagnóstico de las aplicaciones. Permite obtener imágenes de TC más allá de la evaluación anatómica clásica, realizar caracterización cuantitativa del tejido y adquirir imágenes funcionales avanzadas. También puede ayudar a reducir la dosis de radiación de sus pacientes.

Ventajas

Le ayudamos a diagnosticar con mejor información y mayor fiabilidad

  • Oncología. GSI puede ayudar a los médicos a detectar y caracterizar lesiones de poco realce, como pequeños nódulos hipervasculares y linfáticos.  
  • Imágenes abdominales. GSI puede ayudarle a lograr excelentes resultados en gran variedad de estudios abdominales. Esto resulta de especial importancia en estructuras cuyos valores en HUHounsfield son demasiado similares para distinguirse mediante TC convencional, pero cuya composición difiere radicalmente. 
  • Imágenes vasculares. GSI optimiza la utilización de los medios de contraste; por ello, Revolution* GSI puede realizar estudios vasculares excepcionales incluso con volúmenes de bajo contraste, de especial importancia para pacientes con disfunción renal. 
  • Reducción de artefactos metálicos. GSI utiliza imágenes monocromáticas para realizar mediciones precisas de proyección y reducir los errores de señal producidos por materiales de alta densidad.
  • Imágenes cardíacas. GSI afronta los mayores desafíos de la imagen TC, incluidos los artefactos producidos por calcio y endurecimiento del haz, y la caracterización precisa de perfusión y placas. También integra SnapShot* Freeze y GSI Assist, que facilitan la obtención de evaluaciones funcionales y anatómicas precisas de estenosis con una única exploración.

Le ayudamos a aumentar el volumen de pacientes y a disminuir los costes

Los diagnósticos de confianza que proporcionan las imágenes espectrales cuantitativas pueden evitar procedimientos invasivos más costosos, especialmente en el caso de pacientes de cardiología con frecuencias cardíacas altas o irregulares.

La exclusiva tecnología Revolution GSI, con un tubo y un generador, hace que sea asequible para muchas instalaciones y es más fácil de instalar que otros escáneres de su clase, al tiempo que reduce potencialmente tanto el tiempo de inactividad como los costes de mantenimiento.

Le ayudamos a liderar el camino hacia una atención de alta calidad a dosis ultrabajas

Revolution GSI utiliza dosis prácticamente neutras en comparación con los escáneres actuales estándar de 120 kV. Esto se debe principalmente a su total integración con ASiR* y a la disponibilidad de nuevos ajustes predeterminados para GSI, que garantizan imágenes de calidad óptima a las dosis más bajas posibles1.

Los nuevos algoritmos de GSI Assist ayudan a los técnicos a escoger los ajustes predeterminados adecuados para cada paciente y exploración para lograr así el equilibrio óptimo entre calidad de imagen y dosis de radiación.

1. En la práctica clínica, el uso de ASiR puede reducir las dosis que se administran al paciente durante la TC en función de la tarea clínica que se realice, del tamaño del paciente, de la localización anatómica y de la práctica clínica. Con el fin de determinar la dosis necesaria para obtener imágenes de calidad diagnóstica para un procedimiento clínico en particular, se recomienda consultar con un radiólogo o físico.

Tecnología

Detector Gemstone

Gemstone* es la innovación esencial que ha impulsado la obtención de imágenes en alta definición. Compuesto por nuestro material centelleador de TC patentado, el Gemstone es el primer material nuevo para detectores de los últimos 20 años. Su exclusiva estructura de granate permite obtener imágenes de alta definición de 0,23 mm y de rápida conmutación de kV. El tiempo de recuperación de Gemstone es cuatro veces más rápido que otros detectores, y su velocidad inicial es 100 veces más rápida que la de otros competidores.

Funcionamiento

El detector Gemstone hace posible la tecnología de conmutación de kV única de GSI, la cual ofrece un muestreo temporal en 0,25 ms de 140 kV y 80 kV en un campo de visión completo de 50 cm, con un registro anatómico casi perfecto, incluso a niveles de dosis idénticos a los de una única adquisición estándar. Esta adquisición permite la reconstrucción y visualización de imágenes monocromáticas de 40 keV a 140 keV.

Tecnología de adquisición de imágenes moderna e inteligente

Revolution* GSI dispone de Smart Technologies, un conjunto de herramientas inteligentes de TC diseñadas para ayudarle a lograr su objetivos, con mayor eficacia y con aplicaciones más amplias, todo ello al tiempo que facilita diagnósticos de confianza con niveles menores de radiación.

Smart Dose con kV Assist formula además recomendaciones automáticas sobre los valores de kV y mA, lo que permite a los usuarios adecuar los protocolos a cada paciente, a la indicación clínica y al área de exploración. La función de modulación de dosis para órganos reduce automáticamente la dosis para tejidos superficiales como los ojos o el tórax anterior, y crea un escudo virtual para partes anatómicas sensibles.

Smart Cardiac con SnapShot* Assist le ayuda a optimizar las exploraciones cardiacas de forma individualizada en pacientes en función de sus parámetros específicos.

Smart Spectral con GSI Assist le ayuda a optimizar los protocolos de GSI y los ajusta a las necesidades clínicas y del paciente.

Tecnología de vanguardia en todo el proceso de adquisición de imágenes

Para obtener una nitidez excepcional, es necesario introducir innovaciones a lo largo de la cadena de imagen y en cada una de las facetas del proceso de adquisición de imágenes. Con tecnologías y funciones que establecen nuevos patrones de nitidez, la TC de alta definición abre la puerta a nuevos procedimientos de diagnóstico no invasivos y a innovadoras técnicas que permiten afrontar los retos más exigentes.

Sistema de adquisición de datos

La tecnología Volara* DAS de GE Healthcare reduce el ruido electrónico para obtener una imagen de calidad excepcional, ya sea la señal alta o baja. Constituye también parte integral de la resolución espacial mejorada del sistema en todo el campo de visión y proporciona 2,5 veces más vistas por rotación para mejorar la resolución de los ejes x e y, y reducir los artefactos.

Tubo

El tubo de alta definición Performix* incrementa el detalle de las imágenes y muestrea un mayor número de datos, dispone de un conmutador de kV ultrarrápido y valores máximos de hasta 570 mA y 835 mA en el punto focal de menor y mayor tamaño, respectivamente.

Reconstrucción

ASiR*, que se integra en Revolution GSI, es la tecnología de reconstrucción iterativa más utilizada del sector: más de 47 millones de pacientes se han beneficiado de su uso hasta la fecha.

Además, Revolution GSI puede completarse con Veo*, el último avance en tecnología de reconstrucción de imágenes de TC y el primer método de reconstrucción basada en un modelo iterativo, que proporciona imágenes a 1 mSv de profunda claridad. Gracias a Veo, puede lograr menor ruido y mayor resolución en una única imagen. Al mismo tiempo, es posible conseguir una reducción significativa de la dosis, lo que ofrece nuevas posibilidades para casos exigentes y pacientes sensibles. Estos avances están cambiando la forma en que los médicos utilizan las imágenes de TC, ya que ahora es posible combinar imágenes de gran calidad con dosis bajas, algo imposible hasta el momento1.

1. En la práctica clínica, el uso de ASiR y Veo puede reducir las dosis que se administran al paciente durante el TC en función de la tarea clínica que se realice, del tamaño del paciente, de la localización anatómica y de la práctica clínica. Con el fin de determinar la dosis necesaria para obtener imágenes de calidad diagnóstica para un procedimiento clínico en particular, se recomienda consultar con un radiólogo o físico.


Galería de imágenes

Veo

Un mejor cuidado, con las dosis adecuadas

La reducción y el control de la dosis de radiación por paciente nunca han sido más importantes. Los gobiernos están promulgando nuevas leyes que contemplan desde la inclusión de la dosis en los informes hasta la creación de comités y procesos para gestionar los protocolos. Los organismos de acreditación están proponiendo y adoptando nuevas normativas que requieren cambios en la validación y el diseño de revisiones de protocolos habituales. Las organizaciones de profesionales están fijando nuevos niveles de referencia y directrices de diagnóstico para los equipos de gestión de protocolos. Todos ellos tienen como objetivo garantizar la administración de la dosis más baja posible en función del paciente, situación clínica y caso en particular.

Con esto en mente, GE crea tecnologías de TC para afrontar sus desafíos y alcanzar sus objetivos ahora y en el futuro.

Imágenes con menos de 1 mSv y gran nitidez1
Veo*, opcional en Revolution* GSI, le permite cambiar las reglas de la adquisición de imágenes en TC, adquirir imágenes de alta calidad a dosis antes imposibles. Los pacientes se beneficiarán de su capacidad para usar Veo, ya que podrá adaptar la calidad de la imagen y la reducción de la dosis a cada tarea clínica específica. Cuando utilice Veo podrá:

  • Mejorar la resolución con costes menores a fin de evaluar a pacientes con endoprótesis vasculares y posibles lesiones en las articulaciones u otras enfermedades, y utilizar otras aplicaciones clínicas en las que es importante ver con mayor detalle. 
  • Reducir los artefactos procedentes, por ejemplo, del endurecimiento del haz en los huesos para poder ver estructuras subyacentes con mayor claridad en exploraciones cerebrales o de otro tipo.
  • Reducir las dosis a menos de 1 mSv para muchos de sus pacientes más sensibles, incluidas exploraciones de seguimiento, adquisición de imágenes pulmonares y empleo en pacientes pediátricos.

Discovery CT750 HD FREEdom Edition- Veo

Diseñado para adaptarse a su forma de trabajar

Es una persona ocupada. No tiene tiempo de ajustar reconstrucciones y cambios de formato adicionales tras cada exploración. Por eso, hemos integrado las funciones que necesita en los propios protocolos. Con Veo, puede solicitar y guardar reconstrucciones de cortes gruesos y cambios de formato coronal y sagital en cada protocolo.

1. En la práctica clínica, el uso de Veo puede reducir la dosis de radiación a la que se expone el paciente durante las exploraciones de TC dependiendo de la tarea clínica, del tamaño del paciente, de la ubicación anatómica y de la práctica clínica. Con el fin de determinar la dosis necesaria para obtener imágenes de calidad diagnóstica para un procedimiento clínico en particular, se recomienda consultar con un radiólogo o físico. En la práctica clínica, el nivel real de LCD y la mejora de artefactos de baja señal y de la resolución espacial pueden variar. Consulte con un radiólogo y un físico.

[A] Cálculos del informe EUR-16262 EN obtenidos aplicando un factor abdominal de 0,015*DLP y un factor pélvico de 0,019*DLP.

[B] Obtenido por EUR-16262 EN utilizando un factor torácico de 0,017*DLP.

[C] Cálculos de la ICRP obtenidos aplicando un factor de cabeza de un paciente de 10 años de 0,0032*DLP con un maniquí de 16 cm. Referencia: Annals of the ICRP, volumen 37, número 1, marzo de 2007.