GE Healthcare

GE Healthcare

Menu
Cerrar

Lo sentimos, la búsqueda de ... ... no ha encontrado ningún resultado.

Sugerencias de búsqueda: Asegúrese de que ha escrito correctamente la/s palabra/s clave. Pruebe otra/s palabra/s clave. Pruebe con palabra/s clave más generales.

Resultados de un cribado de cadera displasica

Una de cada diez prótesis puede evitarse gracias al cribado de cadera displásica con ecografía

Estudios publicados en Austria confirman que alrededor del 9 % de de las implantaciones de este tipo de prótesis en personas jóvenes se debió a una alteración del desarrollo de la cadera no diagnosticada en la infancia,[1] algo que en opinión de la Dra. Inés Osiniri, coordinadora de Ecografía Clínica Pediátrica de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), podría evitarse aplicando de manera universal el cribado con ecografía desarrollado por el Dr. Graf.

El Dr. Graf desarrolló a principios de los años 80 un sistema de cribado de la DDC que en la actualidad se aplica de manera universal, a todos los recién nacidos, en países como Alemania, Austria (1992) y Suiza, en los que los estudios demuestran un descenso del número de prótesis, del número de intervenciones quirúrgicas debidas a DDC, e incluso una reducción de los costes de atención sanitaria[2].

Para la Dra. Osiniri, “el reconocimiento de una alteración en el proceso de maduración de la cadera inmediatamente después del nacimiento permite una curación prácticamente completa si se instaura el tratamiento adecuado de forma precoz; si se realiza de forma tardía, suele precisar tratamiento quirúrgico, más complicaciones y, por tanto, peor resultado funcional”.

En España, sin embargo, no se aplica este sistema de cribado y únicamente se realiza a los recién nacidos una exploración clínica convencional sin utilizar la ecografía.

Tal como explica la Dra. Osiniri, este tipo de examen exclusivamente clínico es subjetivo e insuficiente y recuerda que la ausencia de factores de riesgo en el recién nacido no es suficiente para descartar la displasia, ya que “de los niños a los que se les ha detectado Displasia Evolutiva de la Cadera, solo entre el 10 y el 20 % tenían factores de riesgo”.

Las consecuencias del diagnóstico tardío son, a edades tempranas, importantes problemas, como cojera, dismetría, dolor, frecuentes intervenciones, invalidez, necrosis de la cabeza femoral y, finalmente, colocación de prótesis



[1] Grill F, Muller D (1997) Results of hip ultrasonographic screening in Austria (in German). Orthopade 26(1):25–32

Austrian Federal Ministry of Public Health (2003) Einkauf von Huftendoprothesen. Tatigkeitsbericht des Rechnungshofes (German) Wien 2003

[2] Developmental dysplasia of the hip: impact of sonographic newborn hip screening on the outcome of early treated decentered hip joints—a single center retrospective comparative cohort study based on Graf’s method of hip ultrasonography.