GE Healthcare

GE Healthcare

Menu
Cerrar

Lo sentimos, la búsqueda de ... ... no ha encontrado ningún resultado.

Sugerencias de búsqueda: Asegúrese de que ha escrito correctamente la/s palabra/s clave. Pruebe otra/s palabra/s clave. Pruebe con palabra/s clave más generales.

El Poder Predictivo del PET/RM

El Poder Predictivo del PET/RM

El equipo médico CETIR de Barcelona será el primero de Catalunya y uno de los primeros de Europa en incorporar la tecnología híbrida PET/RM con detectores digitales, una nueva tecnología de diagnóstico por imagen que puede permitir detectar tumores en tejidos blandos del cuerpo humano incluso antes de que el tumor o la lesión sea visible a técnicas convencionales como la propia resonancia.

Esta nueva tecnología, , combina en una sola prueba las imágenes anatómicas aportadas por la resonancia magnética y los datos bioquímicos que ofrece la Tomografía por Emisión de Positrones (PET). La fusión de ambas informaciones aporta a los médicos la posibilidad no solo de obtener imágenes de alta resolución de órganos como el hígado, próstata o el cerebro, sino que, al mismo tiempo, ofrece datos sobre la actividad celular de dichos órganos. Los cambios de esta actividad del tumor a menudo preceden a los cambios en su tamaño, por lo que la tecnología PET/RM puede permitir a los médicos ver los primeros cambios celulares antes de que pueda observarse cualquier cambio anatómico.  Además. podrán no solo ver la existencia, forma o tamaño de un tumor, sino, además,  su actividad celular y metabólica, es decir, si el tumor crece y como lo está haciendo. La combinación de toda esta información, funcional y anatómica, proporciona datos al médico que le permiten hacer un tratamiento de manera personalizada y comprobar si  este tiene o no resultados.

Los expertos comparan la tecnología PET/RM con las imágenes que se utilizan en la predicción del tiempo: la resonancia magnética es como el mapa geográfico: nos dice dónde está el tumor, mientras que el PET es como la nube que nos indica el tiempo que va a hacer. El conjunto de ambas imágenes, al igual que un mapa del tiempo, proporciona tanto la localización del tumor en el cuerpo del paciente como la actividad molecular del mismo.

¿Cuándo se debe usar la tecnología PET/RM y cuando la PET/TC?

Tal como destaca el Dr. José Ramón García, responsable unidad PET/RM de CETIR, la tecnología PET/RM “está indicada en aquellas patologías en las que la resonancia magnética (RM) es superior a la tomografía computarizada (TC): cerebro, cabeza y cuello, cáncer de mama, lesiones hepáticas, tumores ginecológicos, cáncer de próstata, tumores de partes blandas; además, es la prueba de elección en neurología y cardiología”.

Hasta la introducción de la tecnología PET/RM, la alternativa de los médicos era realizar las dos pruebas de manera separada o realizar un PET/TC. En ambos casos existían limitaciones que han sido superadas por la nueva tecnología.

Cuando se hacían el PET y la resonancia por separado, las pruebas eran más incomodas para el paciente, se precisaba más tiempo y suponía un mayor coste, ya que, en ocasiones, incluso tenían que hacerse en centros diferentes. Además, en el momento de superponerlas podían no coincidir totalmente debido a que el paciente se había movido y se producía lo que en terminología médica se denomina artefacto.

Esta situación se evita con la tecnología PET/RM,  ya que, al ser una prueba multimodal, la imagen se hace en una sola adquisición y de manera simultánea.

En el caso del PET/TC, aunque se trata de una prueba de altísima fiabilidad, está indicada para tejidos duros como huesos y para órganos como los pulmones, pero no aporta el mismo nivel de calidad para los tejidos blandos que proporciona la resonancia magnética. Por otra parte, el TC es una prueba que emite radiaciones ionizantes.

Según el Dr. García, “cada técnica diagnóstica morfológica tiene sus aplicaciones, pero una de las ventajas del PET/RM sobre el PET/TC es la reducción de la radiación, que puede llegar al 80 %[1], puesto que la RM no supone exposición a radiaciones ionizantes y se precisa una dosis menor de radiotrazador. Este hecho adquiere una especial relevancia en la población pediátrica. Además, es la única técnica multimodal simultánea, por lo que se reducen los artefactos por movimientos del paciente y se mejora la detección de lesiones de pequeño tamaño”.

Tal como destaca Juan Luis Sevillano, responsable de resonancia magnética de GE Healthcare Iberia “en los últimos años se han producido importantes avances en lo que se denomina tecnologías híbridas de diagnóstico no invasivas, es decir, tecnologías que combinan las imágenes anatómicas aportadas por equipos como la tomografía computarizada (TC) con datos bioquímicos como los que ofrece la Tomografía por Emisión de Positrones (PET). El último avance en este campo es la combinación de la Resonancia Magnética (RM) con el PET, que potencialmente, permite a los oncólogos modificar las estrategias de tratamiento para ayudar a mejorar la calidad de vida y los resultados generales de los tratamientos, a la vez que podría reducir los costes de tratamientos ineficaces".

Síganos en Facebook, LinkedIn, Twitter o The Pulse para las últimas noticias



[1] Vogelius E, Shah S.  Pediatric PET/MRI: A Review.  J Am Osteopath Coll Radiol.  2017;6(1):15-27.

http://www.jaocr.org/articles/pediatric-pet-mri-a-review